El Confidencial
radiolider Buscador de noticias buscar en google
José Manuel López García
Piñeiro Docampo
Territorio Comanche

La caza de brujas en Hollywood

11-09-2015

Uno de los períodos más aciagos de la historia del cine está directamente relacionado con el siniestro senador Joseph McCarthy. Fue el principal promotor de una implacable campaña contra el comunismo, en defensa de los valores americanos. Durante sus años de mandato, que van desde el 1947 al 1957, en plena Guerra Fría, se persiguió  a todos aquellos que no demostraran lealtad absoluta al gobierno norteamericano. A menudo, sin pruebas y sin juicio previo, se vulneraron los derechos civiles de los que fueron acusados de simpatizar o pertenecer al Partido Comunista.         

De este modo se pasó a denominar como mccarthismo todas aquellas medidas gubernamentales que coartan las libertades de los ciudadanos en favor de una supuesta seguridad nacional o preservación de unos valores determinados. También se llamó a esta época, caza de brujas, hecho que inspiró a Arthur Miller para escribir su famosa obra ‘Las brujas de Salem‘ (‘Thecrucible’) como alegoría de este episodio de la historia de Estados Unidos que puede recordar a la Inquisición.         

La investigación de la infiltración comunista en la industria cinematográfica de Hollywood, que empezó el año 1947 por parte del Comité de Actividades Antiamericanas – HUAC, House of Un-americanActivitiesCommittee –, provocó la anulación de las carreras de muchos profesionales de Hollywood en los años 50, al colocarlos en las llamadas listas negras. Escritores, actores y directores fueron acorralados y silenciados. También películas que pretendían reflejar la problemática social o simplemente aludían a ella o cuestionaban ideas concretas, fueron suprimidas o alteradas. Uno de los géneros más afectados fue el del cine negro.         

En septiembre de 1947 empezaron las primeras audiencias de los juicios por la infiltración comunista en la industria del cine. Los primeros en testificar fueron los denominados testimonios amistosos, pues aportaron mucha publicidad y accedieron a contestar las preguntas sin ningún tipo de objeción. Estos fueron: Jack Warner y Louis B. Mayer – como representantes de los estudios cinematográficos –, Ronald Reagan – jefe del Sindicato de Actores –, Robert Montgomery, Lela Rogers – madre de Ginger Rogers –, Walt Disney, AdolpheMenjou, Gary Cooper y Robert Taylor. Muchos de ellos leyeron respuestas preparadas, todo un montaje para un proceso lleno de irregularidades.         

Otros testimonios posteriores se negaron a responder las preguntas del tribunal y fueron declarados enemigos del estado. Dentro de estas personalidades de izquierdas fueron diez los más afectados, cuyas carreras quedaron dañadas y que fueron presa mediática. Pasaron a ser conocidos como los diez de Hollywood, entre los que se encontraban un director, Edward Dmytryk y nueve guionistas: AlvahBessie, Herbert Biberman, Lester Cole, Ring Lardner Jr., John Howard Lawson, Albert Maltz, Samuel Ornitz,Adrian Scott y Dalton Trumbo. Todos ellos autores de un buen número de películas de enorme calidad.

Ángel Varela


Ver otros artículos de este colaborador




www.galiciadiario.com no se hará responsable de los comentarios de los lectores. Nuestro editor los revisará para evitar insultos u opiniones ofensivas. Gracias




ENCUESTA
  • ¿Crees que PP y Cs seguirán perdiendo votos tras apoyar a Vox en algunas ciudades de España?
  • NO
  • NS | NC
Videoteca