El Confidencial
radiolider Buscador de noticias buscar en google
José Manuel López García
Piñeiro Docampo
Desde mi sillón

Sentencias XV de Juan de Portoplano

24-02-2019

El de Portoplano emergió de su hogar, iba por los asfaltos de la realidad y de su corazón, con una cierta pena. Pensaba entre sí, cuándo era joven pensé que llegaría a grados de entendimiento de la realidad más profundo, y que algo de todo ello, al pasarlo al papel, frases y palabras e ideas, por algo de esa labor los seres humanos valorarían ese arado y esa siega. Han pasado lustros y décadas y silencios y resilencios, y no soy capaz de que se cumpla que el labriego merece también su salario.

- Uno, sin darse cuenta, sabe que habla más con los que fallecieron pero dejaron ideas y obras de todo tipo, dialoga más con ellos, que con los vivos que tienes al lado. Uno sabe y siente, y no sabe como remediar, que es más fácil entrar en diálogo, con los llamados clásicos, que han dejado obras, obras de diferentes modos y maneras, en la historia, y que los humanes han querido o podido conservar, que con el vecino de al lado.

Pero el problema, es que el de al lado, le puede suceder lo mismo, ambos entráis más en diálogo con los del pasado, que con los del presente.

- No puedes negar que hay personas que la mentira y difundir errores cuándo le convienen, medias verdades, medios errores, la mitad de los hechos y datos, cuándo le interesan. No se puede negar que hay personas, que utilizan la mentira y el error, en los temas, y con las personas que les conviene, cuándo les conviene. Que utilizan la mentira, no solo de forma esporádica, sino transversal, sino como costumbre y hábito y método para vivir y sobrevivir.

O personas que difunden errores o secesión de datos, en algunos temas, o con algunas personas y no con otras.

Averiguar esto, es diríamos una de las necesidades existenciales de los seres humanos.

- Te vendrán males en la vida que no esperabas, te vendrán males de personas que quizás no esperarías o esperabas, te vendrán bienes que no esperabas, te vendrán bienes de personas que quizás jamás esperarías o esperabas.

- Cuándo piensas sobre un tema, no olvides que piensas no solo con ideas y conceptos, sino con emociones y sentimientos y pasiones y deseos e intereses y traumas y heridas. Por lo cual, si no quieres engañarte a ti mismo en demasía, deberías si ese tema es importante, intentar ir como un cirujano, separando en ese tema o cuestión, las ideas que son derivadas de saberes ortodoxos, de las ideas derivadas de creencias, de las ideas debidas a emociones, de las debidas a intereses, incluso de las debidas a traumas o herencias familiares, etc.

Comprendo que es un trabajo enorme, pero esa es la única manera, de intentar que las ideas y conceptos sobre tal o cual tema, en la medida de lo posible, sea más racional, y más interrelacionado la mente y lo real, y por tanto más verdadero.

Cuándo te acostumbras, puedes en pocos momentos, deteniéndote un poco, intentar diferenciar lo emocional, de lo conceptual, de los intereses, etc.

Pero pagar un precio muy alto, lamentablemente, no podrás entrar en un grupo o en una ideología, de todas y de todos, percibirás verdades y medio verdades y no-verdades…

- Porque escribo y pinto, no soy superior a usted. Usted en otras realidades lo hará mejor que yo. Eso es la humanidad, cada uno aporta, en lo bueno y en lo legal y en lo moral, cada uno aporta valores añadidos, “ivas” culturales como me gusta pensar con cierta sonrisa.

- Me miro al espejo, y me digo en la ingente cantidad, de miles de páginas escritas, de miles de dibujos y pinturas, mi sociedad, a mi sociedad, a ningún colectivo le interesa nada de la producción que he ido cosechando en el campo de la cultura, a nadie le interesa una página escrita, un dibujo-pintura. Tan nefasta y negativa y deficiente y mediocre y errónea es mi producción cultural.

Que por otro lado no es mi producción cultural, yo a lo máximo he puesto un uno por ciento, el resto es tomado de todas las tradiciones culturales y saberes. Por tanto, mis errores, solo serán o serían sobre ese uno por ciento…

- Sabemos lo que hay que escribir, y aparentar pensar para tener un lugar en la cultura, pero el problema está que no debo pensar, ni escribir lo que sé que puede agradar a los diferentes colectivos y a la sociedad, sino lo que modestamente crea que es el reflejo de la realidad y de la verdad, del bien y de la bondad. O dicho de otro modo, un cirujano no debe decir al enfermo que está sano, si está enfermo, ni que está enfermo si está sano.

- ¿Para qué quiero sentir-conocer más miserias humanas, miserias materiales, miserias psicológicas, miserias morales, miserias afectivas, miserias culturales, miserias espirituales…? ¿Todos padecemos alguna o algunas…? ¿Quizás conociéndolas se puedan ir resolviendo o solucionando o conceptualizando y así, las nuevas generaciones tengan más elementos para resolverlas y solucionarlas…, igual que a nosotros las generaciones anteriores nos solucionaron otras…?

El de Portoplano se quedó mirando y meditando en el árbol sin flores, y durante un buen y largo rato, se quedó ensimismado dentro de sí debido al movimiento de las ramas y flores con el suave viento…

jmm caminero


Ver otros artículos de este colaborador




www.liderdiario.com no se hará responsable de los comentarios de los lectores. Nuestro editor los revisará para evitar insultos u opiniones ofensivas. Gracias




ENCUESTA
  • El Tribunal Supremo español, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y la Audiencia Nacional tienen en sus manos el enjuiciamiento del desafío independentista catalán. ¿Crees que deberían ser liberados?
  • NO
  • NS | NC
Videoteca