El Confidencial
radiolider Buscador de noticias buscar en google
José Manuel López García
Desde mi sillón

"¿Joe Gould, el escritor enigma?"

25-03-2019

El escritor que dijo que había escrito una obra, Una historia oral de nuestro tiempo, que decía que constaba de diez millones de palabras, pero o se perdieron o se destruyeron o nunca realizó dicha labor o solo una parte mínima de ella o…

Joe Gould o Joseph Ferdinand Gould, Boston 1889, + Nueva York, 1957. Gould se pasó su existencia, entre otros avatares indicando que había escrito o estaba redactando el libro más extenso de la humanidad.

Ciertamente se dice que en su habitación de niño había escrito todas las paredes. Ciertamente algunas personas, han indicado que vieron algunas cientos de páginas escritas. Tuvo trabajos esporádicos, y una parte de su existencia, pudo estar en el borde de la marginación. Se dice que en 1923 publicaron en una revista el capítulo 368 de dicha obra.

En 1964, Mitchell, un escritor y periodista del The New Yorker defendió que dicha obra nunca existió, aunque sí algunos capítulos, este autor redactó un libro, que ha sido la base de una película. Deberíamos reflexionar mínima y modestamente sobre este autor, esta obra, su referencia mundial: 

- ¿Por qué una obra que no ha existido o de haber existido no se ha encontrado hasta ahora, ha tenido un eco tan grande en Estados Unidos, y de alguna manera en el mundo?

¿Y por qué contrariamente, otras obras, que si pueden ser una de las más extensas de todo el mundo, escritas en otros idiomas y en otros lugares del mundo, no tienen ningún eco en el mundo de la cultura, ni siquiera de su geografía…?

- Gould, intentó, al menos imaginó escribir una obra de diez millones de palabras, dónde se metiese todo, una especie de enciclopedia, hoy diríamos de obra de arte total, en el cual, se inscribirían todos los afanes de los seres humanos, de las personas normales, diríamos hoy, como una especie de fotógrafo de la calle, que en Nueva York tuvieron tanta presencia en el siglo veinte, pero en su caso, relatarían todo tipo de historias de personas normales, sin brillo, sus pasiones y sus deseos, sus emociones y sus ideas, sus actos y sus conversaciones…

Ciertamente desconocemos, si se ha perdido o se ha destruido o nunca se realizó, al menos completamente, pero sí, que se pasó décadas en Nueva York narrando características de su obra, diríamos realizando una crítica de su producción, una narración analítica de lo que supuestamente había construido. Una estética y una oratoria de su supuesta literatura.

- Diríamos que existen varios mundos en el mismo mundo, no solo la clasificación archiconocida de Popper, pero podríamos indicar, que existe el mundo real y el mundo imaginario o de la fantasía de cualquier ser humano. Cada ser humano o época o tiempo está y es una vida real o material, una vida psicológica y cultural y social, y una vida imaginaria o inventiva o de fantasía.

Quizás, interpretar a esta persona, Gould, como un farsante, no es un juicio exacto y correcto, incluso aunque no escribiese jamás dicha obra, o solo parcialmente, y con los vericuetos de su existencia se perdiese, quizás, incluso es cierto que algunos cuadernos o manuscritos los depositó en casa de amigos, pero quizás estos supuestos amigos destruyeron dicha obra, y jamás lo han indicado, por vergüenza, porque no se esperaban, que a través de Mitchell esta figura llegase a tener tal importancia en el imaginario cultural de Nueva York, y ya extendida al mundo…

¡Quizás, el mundo se merece, que un grupo de investigadores, estudiosos, periodistas escriban la verdadera biografía e historia de Gould!

- En el siglo veinte Nueva York ha sido como un caleidoscopio del mundo. Todo el planeta estaba en Nueva York, lo bueno y lo menos bueno, toda costumbre del mundo hay alguna persona en dicha ciudad que la lleva a la práctica. No sabemos si en el siglo veintiuno, otra ciudad del mundo ocupará su lugar, pero de momento, podríamos indicar que sigue continuando o siendo el gran laboratorio humano del mundo.

Diríamos que eso es lo que intentó Gould reflejar, la crónica del mundo en un territorio que es esta ciudad. Pero no solo la gran crónica de grandes acontecimientos históricos y culturales, sino también, la multitud de historias y circunstancias del pueblo, del pueblo que nunca pasará con sus apellidos a la Gran Historia. Pero es ese pueblo el que posiblemente no dirigirá el mundo, para eso están las elites, pero lleva sobre sí ese enorme peso del mundo.

- Quizás Gould intentó reflejar el inconsciente de la ciudad, quizás el inconsciente individual y colectivo del ser humano, quizás de todos nosotros. Quizás, por ese intento, aunque no lo consiguiese o no lo materializase esta persona-personaje, Gould, diríamos hoy un nuevo antiguo filósofo cínico, merece ser recordado, porque quizás ese trabajo todavía hay que realizar, es decir, desde las letras-palabras-frases-ideas-literatura intentar contar la historia oral de nuestro tiempo.

¡Quizás el verdadero escritor medio desconocido y medio descubierto sea el mismo Mitchell!

Y de pasada alguien se plantee y averigüe seriamente, que obras-libros, de un único título y un único autor, existentes, realmente existentes, son las más extensos del mundo.

jmm caminero


Ver otros artículos de este colaborador




www.galiciadiario.com no se hará responsable de los comentarios de los lectores. Nuestro editor los revisará para evitar insultos u opiniones ofensivas. Gracias




ENCUESTA
  • El Congreso vuelve a rechazar la investidura de Pedro Sánchez. ¿Crees que habrá nuevas elecciones?
  • NO
  • NS | NC

+ Comentadas

Videoteca