El Confidencial
radiolider Buscador de noticias buscar en google
José Manuel López García
Mosquera&Vicente
Deportes

BALONCESTO | NBA

Historia y evolución del Salary Cap en la NBA

03-08-2020 18:51:58
Salary Cap en la NBA.

El salary cap de la NBA es uno de los aspectos más interesantes dentro del funcionamiento en la NBA: el concepto es que todos y cada uno de los equipos que compiten tengan un tope en la cantidad de dinero destinada a pagar a sus jugadores. El salary cap es una regla muy democrática que tiende a nivelar las diferencias económicas entre las diversas franquicias de la NBA. Conozcamos en detalle la historia y la evolución del Salary Cap.


Concepto cardinal 

Desde un concepto cardinal, el salary cap o tope salarial nivela las fuerzas en el campo. Y gracias al salary cap, los equipos más ricos no pueden gastar más de una determinada cantidad, y las empresas con menos recursos económicos están obligadas a invertir más. De hecho, dentro del sistema del Salary Cap de la NBA, la regla de Salary Floor también es fundamental: cada equipo no puede gastar en salarios menos del 90% del límite establecido para el salary cap.


Los números 

Empezamos a presentar el problema a través de los números: Al comienzo de la temporada 2019-20, el tope salarial de la NBA había alcanzado un máximo histórico: el límite fue establecido en 109,140 millones de dólares, mientras que el límite mínimo para invertir en salarios se fijó en 99,226 millones. Cifras extraordinarias que devuelven la imagen de una liga en el pico de su facturación. 

Por otro lado, también hay otra peculiaridad: el luxury tax line, es decir, el límite a partir del cual las franquicias NBA incurren en una penalización por haber excedido el salary cap. El luxury tax line se fija en 132,627 millones de dólares: todos los equipos cuyo gasto salarial está dentro de un umbral de entre 109,140 y 132,627 millones de dólares, no pagan tasas porque se ajustan al llamado "apron". 

Pero, ¿se puede sobrepasar el límite del impuesto de lujo? La NBA sólo lo permite en ciertos casos, es decir, aquellos en los que un equipo quiere confirmar a un jugador del que ya está en posesión- y por tanto, del cual ya posee los llamados Bird Rights- ofreciéndole un contrato que también puede llevar a superar el umbral. 

En la base del tope salarial de la NBA existe, desde siempre, el collective bargaining agreement (CBA), un contrato colectivo que regula los equilibrios de la distribución de los ingresos entre la liga y sus jugadores. Este nivel de equilibrio ha variado a lo largo de la historia y está estrechamente relacionado con los mecanismos de negociación colectiva entre los propietarios y los representantes de la asociación de jugadores. Estos últimos tienen históricamente la ventaja en la redistribución de los ingresos, siendo de hecho el negocio principal de la liga y de vez en cuando, los jugadores optaron por una huelga colectiva prolongada (el bloqueo) en los momentos de la revisión del acuerdo para hacer su protesta más eficaz y tangible. Esto explica por qué, en 1999 y 2011, la temporada NBA comenzó con un retraso considerable (en enero y el 25 de diciembre, respectivamente).


Convenio colectivo 

Y es que, el último convenio colectivo de la NBA prevé una redistribución del 49% de los ingresos a los propietarios y el 51% a los jugadores, mientras que el anterior preveía incluso el 57% de atribución a los jugadores. Sin embargo, a pesar de que la distribución ha cambiado considerablemente, el tope salarial ha seguido creciendo sin cesar. Como pueden ver, el sistema es bastante complejo y, precisamente por este motivo, necesita un análisis histórico y numérico más profundo.

El salary cap se incluyó definitivamente en el reglamento de la liga durante la temporada del 1984-85, casi cuarenta años después del primer intento de introducir la norma (que se remonta a 1946-47) con el objetivo de equilibrar el destino de una liga que en aquellos años vivía un importante momento de transición: el primer salary cap de la historia de la NBA se fijó en 3.6 millones de dólares (que actualizados con la tasa de inflación actual serían alrededor de 8.3 millones).

Una cifra que a día de hoy hace sonreír pero que en aquella época marcó un gran cambio de rumbo para la liga. ¡Imagínense que Michael Jordan en su año de novato sólo ganó 550.000 dólares mientras que Zion Williamson, después del draft de 2019, firmó un contrato de 9,757,440 dólares! 


Evolución del cap 

Desde el '85 en adelante la cifra ha aumentado constantemente entre 1-2 millones al año hasta el '95-96, año en el que se pasó de poco menos de 16 millones anuales a 23 totales, cifra que siguió creciendo con constancia y aún más eficacia. 

El segundo gran salto tuvo lugar en 2001-02 cuando el salary cap saltó de los 35,5 millones de la temporada anterior a los 42,5 del año siguiente, como resultado del ya mencionado bloqueo de 1999. La única temporada en que bajó fue, paradójicamente, la siguiente, cuando el salary cap descendió a aproximadamente 40 millones. ¿Y luego qué? 

Un crecimiento constante de más de 2 millones de dólares al año hasta 2015-16, año en que el salary cap saltó de 63 millones a 70. Fue el último "pequeño" salto: en la temporada siguiente, cómplice de un nuevo contrato sobre los derechos de televisión, el salary cap se alzó a 94 millones de dólares, convertidos luego en 99, 101, 104 y finalmente en los actuales 109.

Una evolución increíble que sería bueno comprender a través de una comparación concreta. ¿Qué habría pasado si Michael Jordan hubiera pisado la cancha en nuestros días? Antes de averiguarlo, basta decir que cada año de afiliación a la marca Jordan le da más de lo que ha ganado en toda la carrera de la NBA: aproximadamente 93.285 millones de dólares. Una cifra que hoy superaría ampliamente. El contrato más alto de la carrera de Jordan fue en su último año en los Bulls (97-98): 33,14 millones. Sólo dos veces en su carrera ha ganado cifras similares: en efecto, sólo el año anterior había tenido acceso a un contrato de 30,14 millones mientras que el máximo percibido en las temporadas anteriores había sido de los 4 millones de la temporada 92-93, la anterior a su primer retiro.

En estos días, Jordan podría tener acceso, vista también la enorme cantidad de reconocimientos obtenidos, a un contrato aún más grueso. Así que supongamos que su último contrato con los Bulls, después de doce años de permanencia, se firme ahora. No existe un contrato de la NBA comparable, ya que ninguna de las actuales estrellas de la NBA ha vuelto con su equipo del salary cap actual después de un periodo tan largo.

La comparación más adecuada es la de Steph Curry -quinquenal de 200 millones-, pero el contrato de MJ sería en cifras aún más altas: la cifra alcanzaría casi los 250 millones de dólares en 5 años.

¿Qué futuro tiene el salary cap ahora? A principios de esta temporada se pensaba que el límite iba a subir a 117 millones de dólares, pero la cifra aún está en el aire. Sólo nos queda esperar para comprenderlo hasta el final. ¡Mientras tanto esperamos que esta mezcla de comparaciones, cifras y análisis históricos haya saciado su hambre de conocimiento y te ayude a dar en el blanco con tus apuestas de la NBA!





www.galiciadiario.com no se hará responsable de los comentarios de los lectores. Nuestro editor los revisará para evitar insultos u opiniones ofensivas. Gracias