El Confidencial
radiolider Buscador de noticias buscar en google
José Manuel López García
Marita Seara Fernández
Piñeiro Docampo
Internacional

Ryanair demandará al Gobierno británico por no rebajar la seguridad aeroportuaria

25-08-2006

Ryanair, primera aerolínea de vuelos baratos de Europa, anunció que demandará al Gobierno británico por no suavizar la estricta seguridad introducida en los aeropuertos del Reino Unido por el abortado complot terrorista para derribar aviones en vuelo a EEUU. La compañía irlandesa, que ya amenazó hace una semana al Ejecutivo con acciones legales, precisó que exigirá al Gobierno una indemnización de tres millones de libras (casi 4,5 millones de euros) para compensar los retrasos y cancelaciones sufridos como resultado de las rigurosas medidas de seguridad aeroportuarias. La línea área señaló que dedicará a beneficencia la indemnización que pueda obtener si gana en el proceso judicial, porque "el único motivo de esta acción (legal) es derrotar al terrorismo con el retorno de la seguridad aeroportuaria a la normalidad", dijo el director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary. Según O'Leary, la renuencia del Gobierno a rebajar unas medidas de seguridad "sin sentido" e ineficaces" "socava la credibilidad de los aeropuertos británicos y le hace el juego a los terroristas". El responsable de la compañía también pidió a las autoridades británicas que, en caso de que se declaren futuras alertas antiterroristas en los aeropuertos, movilice a "la policía y personal del Ejército necesarios para ocuparse de los controles de seguridad adicionales". Desde el Ministerio de Transporte del Reino Unido, un portavoz oficial contestó: "Como dejamos claro la semana pasada, afrontamos un grave amenaza de seguridad y no comprometeremos la seguridad" en los aeródromos. "No creemos que Ryanair tenga argumentos legales. Las medidas de seguridad del sector de la aviación se rigen por la Ley de Seguridad de la Aviación de 1982, que no contempla ninguna disposición para indemnizaciones", agregó el portavoz. El pasado 18 de agosto, la compañía irlandesa, primera aerolínea de vuelos baratos de Europa, ya dio al Ejecutivo un plazo de una semana, que expiró hoy, para moderar la estricta seguridad aeroportuaria. El ministro británico de Comercio e Industria, Alistair Darling, dejó entrever dos días después que el Ejecutivo tiene intención de suavizar la rigurosa seguridad y negociará próximamente con el gestor aeroportuario BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, aunque no dentro del plazo marcado por Ryanair. El pasado 10 de agosto, el Gobierno impuso estrictas normas de seguridad en los aeropuertos, después de que la Policía abortara una supuesta conspiración terrorista para hacer estallar, con explosivos líquidos camuflados en el equipaje de mano, hasta diez aviones que iban a partir del Reino Unido con rumbo a los Estados Unidos. Los rigurosos controles provocaron un caos en los aeropuertos, especialmente en las terminales de Londres, donde se cancelaron más de mil vuelos, lo que causó importantes pérdidas económicas a las aerolíneas. Cuando después se rebajó el nivel de alerta antiterrorista de "crítico" (ataque inminente) a "grave" (ataque altamente probable), el Ejecutivo suavizó la seguridad, pero ésta es más rigurosa que en el resto de Europa. Tras levantarse la prohibición inicial de portar equipaje de mano, las autoridades sólo permiten ahora subir al avión un bagaje que no puede superar el tamaño de un maletín de un ordenador portátil, mientras limitan los líquidos que pueden llevarse a bordo. Hasta la fecha, doce personas han sido acusadas formalmente en relación con la presunta conspiración, mientras que la Policía interroga actualmente a otros ocho sospechosos.





www.galiciadiario.com no se hará responsable de los comentarios de los lectores. Nuestro editor los revisará para evitar insultos u opiniones ofensivas. Gracias