El Confidencial
radiolider Buscador de noticias buscar en google
José Manuel López García
Piñeiro Docampo
Paso de tu rollo imaginario

Emergencia feminista

17-09-2019

Después de un verano de violaciones grupales, acosos, asesinatos a decenas de mujeres… en definitiva, terrorismo machista en estado puro, parece que el inicio de curso escolar no empieza mucho mejor.

Ayer conocíamos la noticia del triple asesinato en Valga, Pontevedra, donde un hombre mataba a tiros a su ex mujer, su ex cuñada y su ex suegra, de 39, 27 y 58 años, respectivamente. Todo ello delante de sus hijos de 4 y 7 años. 

Además de las manifestaciones convocadas este miércoles en muchas ciudades gallegas y el estado español, este viernes hay convocadas concentraciones bajo el nombre de Emergencia Feminista, sin duda algo más necesario que nunca.Estamos hartas de salir a la calle y dejarnos la voz a gritos para que no nos escuchen, pero seguiremos haciéndolo. Estamos hartas de que nos violen sin piedad alguna y que la sociedad y la justicia nos cuestione por llevar dos copas encima, el escote muy abierto o la falda demasiado corta.

Estamos hartas de que nos cosifiquen por la calle y nos acosen de forma tan normalizada, sabiendo que esto va a seguir así porque los hombres siempre salen impunes y nosotras somos unas exageradas. Pero, sobre todo, estamos hartas de que nos maten para engrosar la lista de mujeres asesinadas a manos de hombres y que todo siga igual. 

73 feminicidios (41 según cifras oficiales, tal como se contabilizan ahora mismo) en el estado español en lo que vamos de 2019 (y todavía faltan tres meses y medio para terminar el año). 

Todo esto sucede mientras tenemos que escuchar de algunos grupos políticos que tienen su asiento en el congreso, cosas como que la violencia de género es una gran mentira, que cualquier mujer puede tener un accidente y acusar a su marido de maltrato o que el feminismo es una actitud agresiva de un grupo de señoras muy organizadas y muy subvencionadas. 

Es por eso que estamos, ya no en un estado de alerta, más bien de guerra y este viernes 20 vamos a convocar la Emergencia Feminista y llenar de luz violeta las calles de todo el mundo.  

Porque la violencia no ha remitido sino todo lo contrario, este verano ha sido un verano muy negro y las medidas que se están tomando al respecto resultan más que escasas. 

Nos acusan de violentas cuando salimos a la calle cuando nos están matando una a una, hombres que nos consideran de su propiedad o de nadie más. Solo en Galicia contamos con un total de 3565 casos activos de violencia de género y se sigue sin convocar un estado de alerta más que necesario, sin transferencias a las comunidades para evitar que algunas comunidades gobernadas por la derecha resten importancia al terrorismo machista. 

Con más de 1000 mujeres asesinadas solo desde 2003, no sé qué más es necesario para empezar a tratar el problema de raíz y que el gobierno (o desgobierno) ponga en práctica medidas radicales que resulten eficaces contra esta lacra. 

Porque ya no es que estamos hartas (que lo estamos). Estamos asqueadas de que este sistema patriarcal nos deje morir una a una, de denuncias que se archivan y asesinos que quedan en libertad, de hombres en posiciones de superioridad que nos violan simplemente porque pueden o que nos cosifican, como si fuese la cosa más normal de mundo (que por desgracia lo es). 

Qué más necesitamos para que se nos escuche, cuántos más asesinatos tiene que haber para que la sociedad se tome en serio lo que está sucediendo y tome cartas en un asunto que se sigue llevando vidas diariamente. 

Porque ya no necesitamos mucho más para empezar a organizarnos entre todas y empezar a combatir esta lacra de nuestra propia mano. Va a llegar el día en que nos hartemos de verdad y salgamos a la calle, ya no a gritar contra la violencia que vivimos día a día, sino a hacernos dueñas de esa violencia tal y como ellos hacen. Uno por uno, contra todo aquel que se haya atrevido a poner una mano encima a una hermana, contra aquel que se haya sido capaz de violar a una amiga. Estamos a nada de enfrentarnos a esa violencia con violencia si desde las instituciones, que deberían velar por un mundo más justo, siguen restando importancia a un asunto que debería estar en lo más alto de la lista de prioridades. 

Y todo esto lo digo yo, un hombre, un aliado, que ni siquiera sufro esa violencia, pero ya estoy harto de ver noticias todos los días donde un hombre mata a una mujer, harto de historias de amigas que han sido violadas y no han hecho nada para intentar restar importancia a lo ocurrido y olvidarlo cuanto antes. Cansado de comentarios despectivos y machistas entre hombres que quedan sin contestación. 

Desde aquí dejar claro que llegará el día (como todo siga así) en que los machistas nos van a llamar violentas, pero con mucho motivo. Porque si esta situación no se revierte, conseguirán que le demos la vuelta a la tortilla. Ya no tenemos miedo, porque nos lo han quitado a la fuerza, ya no tenemos nada que perder porque nos cortaron las alas hace mucho tiempo. Y seremos manadas, arderán las calles y serán ellos los que nos tengan miedo a nosotras.

Ni una menos. Pero esta vez de verdad.

Astronautico


Ver otros artículos de este colaborador




www.galiciadiario.com no se hará responsable de los comentarios de los lectores. Nuestro editor los revisará para evitar insultos u opiniones ofensivas. Gracias




ENCUESTA
  • ¿Crees que es precipitado iniciar la desescalada con el Puente?
  • NO
  • NS | NC
Videoteca